domingo, 1 de julio de 2012

Acabó el curso

No quería escribir nada.
Pero me despedí de mis niños, después de tres años y ya los echo de menos.  Al curso que viene, otros nuevos, otros a los que conocer y querer, otros con los que  iremos aprendiendo juntos muchísimas cosas...
Pero no quería escribir nada este año.
Flores realizadas con las compañeras del Foro Bordando Juntos
Este curso que acaba con tanto recorte y tanta decepción, un sentimiento de fracaso y de impotencia ante el desmantelamiento de toda una estructura que hacía que la escuela pública fuera de calidad.  Y la escuela rural es la mayor sufridora.
Y a los niños es a quien más va a afectar.
Lo que pasa es que ellos apenas lo van a sentir, porque los niños pequeños no se van a dar cuenta, para eso estamos los maestros.
Supliremos con creces los recortes.  Nos multiplicaremos, haremos que haya más minutos en cada sesión, echaremos mano de nuestra imaginación y creatividad, como cuando no teníamos casi nada en las aulas y haremos que los niños se encuentren de maravilla en su universo escolar.
Y aunque sepamos que los valores se han perdido o están devaluados, seguiremos educando en valores y haremos que cada vez sean más creativos, que buena falta les va a hacer a estas generaciones...
Vamos a seguir tirando del carro, seguiremos formándonos por nuestra cuenta, poniendo en práctica nuevas metodologías, investigando sobre la labor docente, como venimos haciendo desde hace mucho tiempo, porque somos un colectivo entregado.  Atenderemos a todos todo el tiempo que podamos y seguiremos dándole vueltas a la cabeza también fuera del horario escolar a ese niño con el que no acabamos de entendernos, a ver qué le está pasando, cómo le puedo ayudar más... y seguiremos probando cómo hacer flores reciclando botellas de plástico o cómo funciona ese programa que me puede servir en clase.
Porque somos un colectivo entregado.


17 comentarios:

Cloti Montes dijo...

Sí, pero qué pena cuando no podamos ayudar a los que más lo necesitan porque no hay ni tiempo, ni espacio, ni profe.
Es terrible ¿verdad?
Bssssssss
Cloti

momentoparapensar dijo...

Calla Cloti, no me deprimas más. He intentado acabar en positivo, pero en realidad muerdo... vamos a estar peor que cuando empecé a trabajar hace veintimuchos años...
Más besos.

Morixe dijo...

Que penita esto de los recortes, la verdad que es uno de los sectores que más los está sufriendo y estamos hablando de niños, en fin....
Las flores muy bonitas!
Besos.

La Reyes dijo...

Ole, Ole, y Ole!!! te felicito por tu incansable dedicación y por tener una profesión que te apasiona, eso es una gran suerte para tí y para tus alumnos, sigue así, un besico, Reyes.

Chomp dijo...

Felicidades por esa ética, cuando a uno le gusta algo hay que hacerlo bien y sobre todo si se es maestro.

Un gran abrazo.

casitadefieltromont dijo...

pues al año que viene esos niños pasan a otro ciclo,jjeje y las profes cogen otros pekes para enseñar,es asi, pasa rapido, besitos

momentoparapensar dijo...

Moritxe, seguro que te suenan las flores, jajaja...
Esta crisis no la han provocado los niños, verdad?
Reyes, es verdad que me apasiona, como nos apasionan a todas las labores y las cosas que nos proponemos, a que sí?
Chomp, gracias por tu visita. Un beso.
Montse, los chicos siguen su carrera vertiginosa ajenos a todo lo que pasa, afortunadamente. Y se hacen querer, desde luego.
Besicos.

Zamarat dijo...

Cuánta razón tienes!! Es una sensación extraña, la del final de curso y es inevitable sentir pena por perder la relación con los que han sido tus alumnos hasta entonces. Fíjate, los míos son mucho más grandes y también me provoca tristeza saber que el curso que viene serán alumnos diferentes.
En cuanto a lo que han hecho, están haciendo y me temo que harán con la educación... Prefiero no pensarlo. Un colectivo entregado, sí, pero tan incomprendido por el resto... Llevo días escuchando la historia de siempre sobre nuestras vacaciones... ¿Y el resto del año? ¿Alguien se acuerda de nosotros?
Abrazo!

Meg dijo...

Vaya, sienro ese final agridulce, mucho ánimo, ahora a descansar un poco y ya verás como los del nuevo curso se convertirán en antiguos alumnos antes de que te des cuenta...Un besazo!

Conral dijo...

Cuánta razón tienes. Yo tampoco tengo ganas de comentar nada sobre la que se nos avecina, ya tendremos tiempo. Pero nosotras seguiremos entregadas ya que pertenecemos a ese colectivo que se adapta a todo lo que les cae encima. Una vergüenza. Una pena.
Yo te dejo un abrazo. Intentemos descansar y no pensar mucho.
Las flores, preciosas!!!

Helen dijo...

Se que Puro, parece un poco de adolescentes, pero creo que te gustaría un montón...dale una oportunidad...respecto al de egipto, lo he empezado a leer, y ya me tiene enganchada.....momias, tumbas, historia, intriga....vamos está hecho para mi, no?

momentoparapensar dijo...

Ay, Zamarat, es verdad que a veces somos incomprendidos, pero hay que olvidarlo, que por desgracia, hay muchos otros colectivos así y no cuentan con el cariño de los alumnos. Vamos a quedarnos con eso...
Meg, los nuevos alumnos, a los que ya tengo echado el ojo, van a ser divinos también, jajajaa...
Conchi, un abrazo para tí también. Sólo espero que lo que nos cae encima no sea como una losa...
Helen, qué tal vas con las momias???
BEsicos.

Elia dijo...

Preciosa dedicación, sobre todo a los más pequeños, yo tamb les echaría de menos, te comprendo... pero siempre vendrán nuevos y te quedarás satisfecha de tu trabajo!

bss
eljardindemiduende

Marta dijo...

Una dedicación estupenda a tus niños y una put... tanto recorte que al final quien lo paga somos los de siempre.
El curso próximo empezarás seguro con muchos ánimos.
Besitos guapa

Lomar dijo...

La verdad es que es vergonzoso lo que esta pasando con tanto recorte. Estamos dando pasos de cangrejos y vamos a volver no a tiempo de veintimuchos como dices sino mas hacia atrás.
Suerte que en este país todavia hay personas que aman su trabajo y le dedican horas fuera de su horario y no noten esta crisis y sus recortes.
Aplaudo tu dedicación. Seguro que tus niños a ti tampoco te olvidan.
Besos

Consuelo dijo...

La indignación se comparte a todos los niveles, aunque tu te puedes quedar, como haces, con la ternura de tus pupilos. A seguir luchando por ellos. Besitos

momentoparapensar dijo...

Gracias Elia, es verdad, cuesta muy poco volver a encariñarse con los nuevos...
Marta, los recortes nos están agobiando un poco a todos, pero los que menos tienen, lo sienten más...
Lomar, menos mal que en las labores no damos pasos de cangrejo, que siempre vamos a más...
Consuelo, me ha faltado esa palabra: indignación. Tienes toda la razón.
Besicos.