domingo, 16 de mayo de 2010

YA ESTAMOS CON EL NUNCA JAMÁS


Cuando alguno de mis alumnos molesta a un compañero, tira o rompe algo…tiene que irse a “pensar”. Esto lo hacemos, creo, la mayoría de los que trabajamos con pequeños.
Procuras, si es algo grave, no perder los nervios, cogerlo de la mano a tiempo de evitar que haga más daño, y decirle muy seria: ahora vas a pensar sobre lo que has hecho. No siempre consigues no levantar la voz, que a veces, es lo que te pide el cuerpo. Pero está más que probado, que lo que impresiona realmente es que no pierdas la calma, pero que te pongas SERIA.
Con dos minutos vale. Aunque a algunos les vendría bien estar diez minutos… pero antes de dos minutos ya se les ha olvidado lo que habían hecho mal. Eso si son conscientes, si se han percatado…que no siempre se dan cuenta.
Cuando, como es mi caso, comienzas con los de tres años… eso de pensar, no le pilla de sorpresa si han ido a guardería, con lo que deduzco que allí también van a pensar… Lo que les descoloca es que me tengan que contar lo que han pensado…
Al principio la mayoría no se sabe expresar, con lo cual, si quieres aprovechar el hecho para exponer ante los demás la situación y que sirva para que todos aprendamos, diriges el “diálogo” ¿qué has pensado?, ¿se puede pegar?, ¿querías hacerle daño?, ¿qué le decimos ahora a tu compañero?, ¿cómo lo solucionamos? ¿cómo arreglamos este libro que has roto?… Pasados los primeros meses, ya comienzan a decirte ellos lo que han pensado. Es curioso, llevo muchos años en esto, han pasado muchos niños… pero hay algo en común: la respuesta “NUNCA JAMÁS” ¿nunca jamás vas a pegar…? ¡Claro que no! (aunque sabes positivamente que igual no pasan ni cinco minutos, jaja…)
El otro día un niño me respondió cuando le pregunté qué había pensado: “QUE SOY BUENO” ¡Claro que eres bueno!, ¡eso por supuesto! (Cuando los maestros de infantil repetimos lo que nos dicen, no es por que seamos así de simples… repetimos por varias razones: para que lo escuchen bien pronunciado, para que tengan conciencia de que les hemos escuchado y que tenemos en cuenta lo que han dicho y le damos importancia. Ese eco es muy importante para ayudar a construir su personalidad…)
Pero no quiero perder el hilo de lo que quería transmitir. Ya estamos con el NUNCA JAMÁS.

Llevamos muchos meses juntos, apenas queda otro mes para acabar… están nerviosos algunos. ¿la primavera…? ¿los cambios de tiempo…? ¿se cansan…?
Cuando esa silla de pensar es muy frecuentada… hay que pararse a pensar. Yo también. ¿Estoy haciendo algo mal? Hacer balance, observar más, apuntar más, valorar los avances, centrarnos en lo importante, aprovechar bien el tiempo que queda. El trabajo bien hecho. Y a disfrutar.
(…Incluso aunque nos bajen el sueldo, ¡ay!)

7 comentarios:

cloti dijo...

Es precioso conocer a alguien que se preocupa de hacer balance y de mirar atrás. No es fácil, tiene mucho mérito y me lo apunto continuamente en pendientes. A veces me sale.
Bsssssssss
Cloti

kairós dijo...

¡¡Ay Dios mío!! Mi curro se pasa más tiempo en la silla de pensar que en otro sitio, y a veces pienso que si sirve para algo, o por supuesto, qué estamos haciendo mal :-(

momentoparapensar dijo...

Cloti, pues sería lo único que no te saliera.
Kai, si, es verdad. Algunos van mucho a la silla de pensar y otros nada. Eso que se pierden, que a veces pasan desapercibidos, jaja.
En serio, hay que buscar otras respuestas, hay que ser creativos. Tenemos un reto. A veces lo mejor es anticiparse al problema, pero no siempre se llega, verdad?
Besicos.

Zamarat dijo...

Qué reflexión tan bonita!! Yo trabajo en un instituto, y me encantaría tener también un rincón de pensar. Me ha encantado el balance que has hecho!!!!!!

Conral dijo...

Hola. Encontré tu comentario en mi blog y me vine a saludarte y a darte las gracias por tus palabras.
Coincidencias de la vida yo también soy maestra y también mando a los niños a pensar. Y lo mejor es cuando a los dos minutos te dicen que ya han reflexionado. Claro que yo se lo hago a los más mayorcitos pues a Infantil no entro.
Bueno, el tema es largo. Seguiremos en contacto y así compartiremos alegrías y penas.
Un abrazo
Conchi

asj dijo...

Hola compañera!
Mis alumnos son un poquito más mayores, aunque no mucho (6-12 años), llevo una tutoría de 2º de primaria y además soy la especialista de inglés del centro. Estoy bastante entretenida!!

Me ha parecido muy bonito lo que cuentas y qué razón tienes!!! a los alumnos de primer ciclo con verte seria pero sin perder los estribos tienes mucho ganado. En mi tutoría no tengo una silla de pensar pero sí 10 normas de las cuales trabajamos 3 de ellas cada semana y anotamos gomets rojos o verdes según el cumplimiento de las mismas.

La especialidad es un tema aparte! desde que está apretando el calor el 3º ciclo está INSOPORTABLE y algo más difícil de aguantar, menos mal que el martes que viene ya solo tenemos que ir por la mañana que por la tarde mi centro es una sauna!.

P.D_ Menuda faena lo de la bajada de sueldo, yo fui de las que pensé en trabajar ese 5% menos pero supongo que eso es según los caracteres y yo no puedo.


Saludos!

momentoparapensar dijo...

Zamarat, Conral, asj... gracias por vuestros comentarios. Somos muchas blogueras educadoras, qué bien. Besicos.