lunes, 24 de septiembre de 2012

Observar sin juzgar

Cuánto me cuesta seguir este consejo.
Me lo dieron para el trabajo con niños, pero yo lo cogí con intención de aplicarlo además en la vida.
Pero qué difícil es...
Observar lo que ocurre, escuchar, estar atentos a todos los detalles, mirar bien... hacerse eco de lo que te comunican, de lo que están haciendo... pero no juzgar.
Cada comienzo de curso hay que refrescar esas máximas que a lo largo de los años de formación y de experiencia has ido acumulando.  
Eso que quieres llegar a hacer perfectamente en tu trabajo pero no acabas de conseguir.  
En el trabajo y en tu vida.

Uno de los libros que he leído hace poco es Las horas distantes, de Kate Morton.
Me ha gustado más que los anteriores de esta autora, La casa Riverton y El jardín olvidado, que comenté aquí.
Es una novela que te atrapa sobre todo al final, pero que con la presencia de unos personajes llenos de misterio y magnetismo, te mantiene con un gran interés, acumulando deseos de saber que sólo se satisfacen en las últimas páginas.
Observar sin juzgar es lo que aconsejo hacer en este libro.
Nadie es como has podido pensar en un primer momento.
Las hermanas, el padre, la joven protagonista o su madre... todas tienen sus comportamientos obedeciendo a unas circunstancias tan especiales e insospechadas...
Eso mismo nos pasa con los alumnos y con muchas personas 
a las que juzgamos y etiquetamos sin saber...

14 comentarios:

Geno dijo...

El jardín olvidado no lo he leido aún pero sí que este me gustó más que La Casa Riverton

Zamarat dijo...

No he leído ninguno de los tres de la autora, aunque los tengo pendientes. Me gusta eso de observar sin juzgar. Abrazo!

La Reyes dijo...

Hola!! El jardin olvidado me gusto bastante, cuando pueda leere este que nos recomiendas, y tienes razón no deveriamos juzgar a la ligera, pero lo hacemos, y tendriamos que estar en la piel del otro para verlo desde otra perspectiva. que tengas muy buena semana, besicos, Reyes.

Pilar dijo...

El libro no sé, pero la reflexión es estupenda.
Un besazo

Cloti Montes dijo...

Cuesta mucho pero siempre lo agradeces ¿verdad? A mí me pasa con sobre todo con las alumnas, con aspecto de mujeres y a las que cuesta un gran esfuerzo considerar lo que son , sólo niñas y la mayoría de las veces muy necesitadas.
Qué bonito lo que dices.
Bssssss
Cloti

Consuelo dijo...

Esta vez no estamos de acuerdo me gustó mucho más El jardín olvidado. El consejo y la reflexión, buenísimos. Besos

JULIA dijo...

Me gusta la reflexión...es bueno observar y no juzgar...
con el libro ya estoy menos de acuerdo...me gusto más el jardín olvidado...
un abrazo

Mae dijo...

gracias por la reseña:)

Tatty dijo...

A mí también me gustó mucho este libro al igual que los otros dos, esta autora es de mis favoritas
besos

Elia dijo...

Cuánta razón llevas.. es difícil, pero hay que intentarlo cada día,
no judgar a veces tropiezas y es injusto para el prójimo!
Gracias de nuevo por esta inspiración y reseña,

abrazos
^^

Reyes "El telar de mi abuela" dijo...

Maravillosa reflexión!
Gracias por todo.
Besitos

Sandra Rivero dijo...

Observar sin juzgar... uff que complicado y que fácil nos haría la vida conseguirlo...
Me encanta esta reflexión, pero el libro no me llama mucho la atención, y mira que al principio si que lo tenía apuntado, pero quizás estoy un poco saturada.

Besos!

Meg dijo...

Espero leerlo pronto, a todo e mundo gusta por lo general :-)

Conral dijo...

Ufff, qué difícil es eso de "observar sin juzgar", en la vida propia y en la escuela, por supuesto. Y menos en los tiempos en que estamos, creo yo. Anda que la que tenemos liada nosotros en nuestro cole. ¿Cómo no vamos a juzgar????

No he leído el libro, tendré que conseguirlo y leerlo.

Un abrazo