viernes, 18 de junio de 2010

Adiós a José Saramago


Sólo he leído dos libros. Tengo que leer más. Se pierde una persona inteligente, pero nos queda su obra y tiempo para leerla. No caduca.
Leí primero Todos los nombres. Me encantó. No voy a analizar aspectos literarios, que de eso no entiendo. Pero puedo hablar de mis sensaciones. Me encantó porque crea un personaje singular. Un trabajo y una obsesión. Merece la pena meterse por esos archivos.
Después leí La caverna. Es como una parábola que te hace reflexionar sobre nuestra sociedad, sobre la evolución de la humanidad (constatamos que muchas veces vamos hacia atrás, hacia lo absurdo, hacia el sinsentido...). Es un libro desesperanzador, te deja triste. Pero magistralmente escrito.
Mi pequeño homenaje a un hombre al que he oído hablar con lucidez hasta hace bien poco.

3 comentarios:

cloti dijo...

Descanse en paz ¡qué terrible año para la literatura!
Bssss
Cloti

momentoparapensar dijo...

Tienes razón, Cloti. Hace poco murió Delibes. Precioso homenaje le dedicaste en tu blog.
Besos

Lavanda dijo...

Me sumo a tu homenaje, pocas cabezas tan lúcidas y coherentes nos quedan ahora mismo.
Nos queda su obra pero nos falta su voz para desperezar las conciencias adormiladas.

Besos