jueves, 23 de julio de 2015

El amante japonés


Como siempre, Isabel Allende, entretiene.
Si además, emociona, suma muchos más puntos.
También trae recuerdos de personas extraordinarias que hemos conocido, te divierte con las curiosidades y excentricidades, te da a conocer trocitos de historia que ignorabas, te acerca a tradiciones, te estremece con experiencias terribles que han pasado los personajes, te hace compartir sentimientos sobre el amor y la amistad que con sus palabras parecen cobrar vida, o porque, en fin,  quizá es la novela que en estos momentos estaba esperando y por eso me ha gustado tanto, recomiendo su lectura.

2 comentarios:

Zamarat dijo...

Le había echado el ojo y no sabía si decidirme a leerlo. Tu opinión ya me ha convencido.
Abrazo!

Geno dijo...

Pues la cuestión es que la Allende y yo no congeniamos, oye, no me acaba de calar y después de la la última experiencia con El juego de Ripper que me costó un triunfo terminarlo, creo que tardaré en volver a leer nada suyo :-/